Sir Thomas Beecham

 
En su larguísima carrera, Sir Thomas Beecham vivió infinidad de historietas curiosas. Durante un ensayo, Beecham interrumpe la ejecución y exclama :
– ¡segundo trompeta, toca usted demasiado fuerte!
El primer trompeta dice al maestro :
– Perdone, Sir Thomas, pero el segundo trompeta me ha telefoneado para decirme que llegaría un poco tarde…
Y Beecham responde sin avergonzarse lo más mínimo:
-Pues bien, dígale cuando llegue que toca muy fuerte.

Beecham tenía muchísimo respeto a sus músicos, pero cuando las solistas eran jóvenes y hermosas eran asaeteadas por toda suerte de proposiciones y alusiones sexuales. Con los tenores se comportaba de manera curiosa, atormentándolos de diversas maneras. Durante una gira, il primo tenore de la compañía encontró pegado en su espalda un cartel que decía: “Soy un tenor”. Una noche, con una borrachera como una catedral gótica, Beecham se llevó a sus chicos al más reputado hotel de Liverpool y los invitó a que desatornillaran las bombillas de las habitaciones para dejarlas caer por el hueco del ascensor desde la máxima altura.

(Extraído del libro “Este Burdel no es una opera” (c) Máximo Pradera y Jesús Trujillo)

Ahora ya sabes, Zoe, quien es el señor que vivía en esa casa donde te hice esta foto 🙂

One Response to “Sir Thomas Beecham”

  1. on 24 Feb 2012 at 8:33 amMatias Voynes

    Hola! tratando de encontrar mas detalles sobre el encuentro frustrado entre Bach y Handel, llegué a tú blog y me parece importantisimo mencionar que de este encuentro que no se dió, de darse, la historia no hubiese sido la misma.
    Dsiculpa comente aquí, pero en la nota anterior, los comentarios estan suspendido.
    solo queria dejar sentado que tambien pienso como tú respecto a ese episodio trsite de la historia de la humanidad. sé que hay muchos ams, pero un encunetro entre estos dos genios, hubiese sido de utilidad para muchos. Imaginate intercambiando conceptos e ideas a los dos viejos estos!!! Que sublime!!!
    saludos y abrazo de gol!

Leave a Reply